Viajeros al tren!

Viajar en tren es una manera diferente de cómo hoy en día nos estamos acostumbrando  a movernos en nuestros desplazamientos vacacionales. Aunque se trata de un medio con precios elevados vamos a permitirnos soñar un poco y saborear ese viaje pausado y lento,  cuando podemos observar todo a través de una ventanilla, y donde el tiempo y la hora de llegada no es importante, tan solo el paisaje y uno mismo.

Vamos a proponeros diez viajes en tren diferentes pero todos únicos, existen tantos que  es una selección personal de los mejores recorridos que pueden cambiar a uno la manera de contemplar la vida.

Comenzaremos por el Royal Scotsman, este tren Escocés que va de Edimburgo a Kaih, durante 1200 kilómetros, recorre las Highlands durante cuatro días. Es tan exclusivo como prohibitivo el precio del billete, durante su recorrido se visitan castillos y puedes enamorarte de los verdes campos de Escocia  descansando en su vagón mirador mientras saboreas una copa de whisky.

Pero muy cerca existe otro tren mucho más económico llamado Jacobite, que transcurre por las highlands, celebre por la saga de Harry Potter, conocida es la imagen del viaducto Glenfinnan cuando los magos inician sus estudios en el colegio de Hogwarts. El recorrido del tren de vapor va desde Fort Williams a Mallaig a lo largo de 135 Kilómetros ida y vuelta  durante 80 minutos.

 

  • Glacier Express.

Es famoso por ser el expreso más lento del mundo, su trayecto va desde Moritz hasta Zerman. Se trata de un moderno tren panorámico que atraviesa el corazón de los alpes suizos durante casi 8 horas, y cuya estampa más increible es la contemplación del Monte Cervino. Sus vagones ofrecen fabulosas vistas a través de sus grandes ventanales, desde donde se contemplan 291 puentes y 91 túneles durante sus 275 kms.

Pero podemos realizar el trayecto de una manera más fácil, utilizando un pequeño atajo atravesando la parte más espectácular desde Zermatt hasta Brig, ida y vuelta.

  • Orient Express

El tren de lujo más emblemático del mundo, fue inagurado en 1883 uniendo las ciudades de París con Constantinopla. Conocido como el “Rey de los trenes y tren de los reyes” tuvo su máximo auge en la década de los años 30, operando tres veces por semana. Pasaba por Viena, Budapest, Belgrado y Bucarest, y cuando dejó de operar en 1977, fue recuperado poco después como El Venice-Simplon Orient Express, cuyo trayecto va de Londres a Venecia  conservando el encanto de sus vagones antiguos.

  • Transcantábrico

Nacido en 1933 se trata de un tren turístico que recorre el norte de la geografía Española, manteniendo todas las comodidades de un hotel de cinco estrellas. Desde San Sebastian a Santigo de Compostela, pasando por Bilbao, Santander, Santillana del Mar, Oviedo, Luarca y Viveiro. Además otra opción es tomar el Expreso de la Robla, con dos itinerarios, uno hasta Oviedo y otro hasta León, durando 4 días cada uno de ellos.

La empresa que se encargaba hasta su desaparición de explotar el tren, era la mítica FEVE, ferrocarriles de vía extrecha, que llegaba a parajes a los que no llegaban los trenes que circulaban por la via ancha. Igualmente existen dos tipos  de Transcantábrico, el que lleva a 54 pasajeros y otro que tan solo acoge a 28, éste último es el Transcantábrico de Gran Lujo.

  •  Tren de Flam.

Considerado por la revista lonely Planet como el mejor viaje en tren del mundo. Este coqueto tren noruego que une las pequeñas localidades de Flam y Myrdal, hacen del trayecto de tan solo 50 minutos un viaje de cuento, complicado no dejarse cautivar por los paisajes que aparecen a ambos lados de las ventanillas,  montañas  y cascadas salidas por arte de mágia. Además se encuentra entre los dos fiordos más visitados, ya que la localidad de Flam se encuentra situada cerca del Fiordo de Naeroy y el fiordo de los Sueños. De manera que si tienes tiempo puedes combinarlo con el mirador cercano de Stegastein o conducir por la  Carretera de las Nieves y contemplar un paisaje que parece sacado de una película de ciencia fición.

Pero si por algo se diferencia  este viaje, es por la opción de realizar el trayecto hasta Myrdal, y regresar caminando  por la Ruta de los Camineros durante 3 horas si dispones de tiempo, o alquilando una bici en la propia estación en el Cafe Rallaren. De ambas maneras podras disfrutar la tranquilidad de los paisajes noruegos.

En los meses turísticos es imprenscindible reservar con antelación el billete de tren, debido a la gran demanda de viajeros. Nosotros pudimos contemplar estos paisajes dentro de nuestro periplo a los fiordos y escandinavia, reservando  nuestro viaje  a través de  La Mirada Viajera.

Tren de las Nubes.

Tren turístico argentino que atraviesa la Cordillera de los Andes a 35 kms hora. Va desde la ciudad de Salta hasta La Polvorilla, atravesando el Valle de Lerma. Llegando hasta los 4200 metros de altura, por lo que al lado del tren siempre viaja una ambulancia y en uno sus vagones se habilita oxigeno y servicios sanitarios para quien padezca mal de altura.

Hasta San Antonio de los Cobres los viajeros llegan en autobus, y luego comienza el viaje en tren hasta el viaducto de la Polvorilla, donde los pasajeros en un momento único cantan el himno argentino. Este servicio ferroviario solo es interrumpido durante el verano austral, debido a las fuertes lluvias del país.

  • Transiberiano.

Quien no ha soñado alguna una vez en su vida con realizar la mítica ruta en el Transiberiano, el  ferrocarril más largo del mundo. No es un tren propiamente dicho, si no el trayecto que recorre 9284 km a travsés de Rusia, Mongolia y China. Existen dos ramales uno que conecta con Mongolia y China,  llamado Transmongoliano y el clásico Transiberiano, que atraviesa toda Rusia.  La ruta se puede empezar en San Petersburgo o Moscu, y llegar hasta Pekin o Vladivostok, o puede relizarse al revés con menos turístas. La duración puede ser desde 15 días hasta 2 meses, lo normal es coger trenes regionales y hacer una o dos noches en las zonas que quieras visitar y volver a retomar el tren.

Una de las paradas estrella en la ruta son las impresionantes vistas del lago Baikal, también las paradas en Ulan Bator y Pekin.

  • Tren de Durango a Silverton

Se trata de un recorrido de película en un tren de vapor con historia, que nos traslada al viejo Oeste americano en Colorado. Fue creado tras el cierre de las minas de Silverton, puesto que era utilizado para trasladar a los trabajadores a la explotación. Ahora solo funciona como tren turístico y tiene el reconocimiento de Monumento Histórico Americano. Para poder realizar el trayecto es recomendable reservar al menos con 2 meses de antelación.

Línea Nozomi Superexpress

La experiencia de montar en un Shinkasen japonés no es comparable con ningún otro tren de alta velocidad, aunque ahora existen muchos trenes de este tipo, éste fue el primero de su categoria. La línea Tokaido Shinkansen se inaguró en 1964, uniendo Tokyo pasando por Kyoto y terminando en la Estación Shin-Osaka, alcazando los 300 km/h y fue un gran avance para los Juegos Olimpicos de ese mismo de la capital japonesa.

 Tren Al-Andalus

Se trata de un tren turístico inaugurado en 1983 llamado Al Andalus Expreso, con mobiliario inspirado en la Belle Epoque, que cuenta con actividades y una programación muy completa para realizar durante los seis días del viaje. Con base en la ciudad de Sevilla donde empiezan y acaban los dos itinerarios. El primero es una ruta Extremeña que une Madrid y Sevilla, pasando por Aranjuez, Toledo, Monfragüe, Caceres, Merida y Zafra; y el segundo la ruta Andaluza pasando por Jerez, Cádiz, Ronda, Granada, Úbeda, Baeza y Cordoba.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s