Japón en tren. 1ª parada Osaka.

Un viaje increíble, sorprendente y que marca un antes y un después en la vida de cualquier viajero. La mejor manera para descubrirlo es utilizando su red de transporte Shinkansen para moverte por las principales ciudades del país.

Propongo como primer acercamiento para recorrer el país nipón hacer el clásico Osaka, Kyoto y Tokyo durante dos semanas. Es el itinerario que nosotros elegimos y que la mayoría de los que visitan por primera vez el país realizan. Antes de llegar a Japón es indispensable comprar el billete de Rail Pass para los desplazamientos para 7, 14 o 21 días, ya que solo lo venden a los turistas fuera de Japón. El billete se valida el primer día de su utilización y también incluye la línea de tren Yamanote en Tokyo.

DATOS INTERESANTES DE JAPON:

  • En Japón conviven el Sintoismo y el Budismo , aunque la primera es la religión nativa y la segunda fue introducida en el siglo VI.
  • Desde este año existen vuelos directos desde Madrid a Japón con Iberia.
  • Hyperdia es la página de Internet imprescindible para ver los horarios de los trenes.
  • Es mejor cambiar el dinero en el país y pagar al contado, ya que los japoneses utilizan menos las tarjetas de crédito, salvo casos excepcionales.
  • No se necesitan vacunas, ni visado para entrar en el país.
  • Todavía cuesta el dominio del inglés, y a veces resulta difícil encontrar a alguien que lo hable correctamente.
  • Está prohibido fumar en muchas calles, aunque existen puntos habilitados en las mismas. Curiosamente en muchos bares y establecimientos está permitido fumar.
  • Te sorprenderán los sofisticados baños japoneses, que te encuentras en los hoteles e incluso en las estaciones de metro. Aunque desde los más modernos también pueden funcionar  los más simples, que consisten en un simple agujero en el suelo.
  • Los japoneses son adictos al Pachinko, un juego muy parecido al pinmball, que podemos observar en muchos establecimientos en el barrio de Shinjuku de Tokyo.

ACTIVIDADES PARA DISFRUTAR EN JAPON:

  • Si se tiene tiempo hay que disfrutar de un Onsen, balneario japonés de aguas termales.
  • Alojarse en un ryokan, alojamiento tradicional japonés donde se duerme en un futón.
  • Y disfrutar de la diversión en sus conocidos Karaokes e izakayas, éstos últimos son como nuestros pub occidentales.

Nuestra primera parada fue la vibrante ciudad de Osaka, llegamos al aeropuerto de Kansai que está ubicado en una isla artificial, y allí validamos nuestro Rail Pass para llegar hasta el centro de Osaka. Tanto los hoteles del viaje, ubicados cerca de las estaciones de tren para facilitar el desplazamiento, como el bono de transporte y los vuelos, fueron contratados con La Mirada Viajera agencia de viajes.

El alojamiento elegido fue El Chisun Shin Osaka, es un hotel correcto con fácil acceso a la red de metro y con huéspedes mayoritariamente orientales, sus habitaciones resultan un poco pequeñas aunque lo mejor sin lugar a dudas, es el buffet de su desayuno.

La ciudad de Osaka es la gran desconocida de Japón, me fascinó desde el primer momento que aterrizamos, sobre todo por la noche, cuando las luces de sus calles nos envuelven como si estuviéramos dentro de la película  Blade Runner. Sus habitantes salen al ponerse el sol a disfrutar de sus restaurantes favoritos, no en vano es la meca de la gastronomía japonesa.

Como primera anécdota del viaje, cuando llegamos a la ciudad por la noche, preguntamos a una chica la entrada del metro, y no solo nos acompañó hasta la estación, si no que nos explicó cómo utilizar el transporte y la introducción de los billetes para conseguir el ticket. Además sorprendentemente no se fue hasta que no se alejó nuestro vagón. Increíble la amabilidad japonesa que nos encontramos a lo largo de todo nuestro viaje.

Para aprovechar al máximo nuestra estancia, el primer día de nuestra llegada, decidimos hacer una excursión a Nara y pasar esa mañana en esta pequeña población. Una visita obligada porque aglutina ocho lugares que son Patrimonio de la Humanidad, solo superado en Japón por Kyoto. Nara fue nuestro primer contacto con la parte más tradicional de Japón, un oásis a tan solo unos pocos minutos de urbes como Osaka, Kobe o Kyoto.

Su Oficina de Turismo se encuentra cerca de la Estación, allí se puede recoger un mapa de la ciudad, donde se muestran los puntos más importantes para la visita. Este folleto nos fue muy útil  a la hora de planificar nuestro itinerario.

Aconsejamos como visitas imprescindibles de Nara, su Gran Buda , dentro del Todai-ji y el Parque Nara-Koen, donde cientos de ciervos sueltos disfrutan de la libertad y el afecto de los visitantes del recinto.

 

Después del recorrido por esta preciosa población, nos volvimos en tren a Osaka. Se necesita todo un día para recorrerla más tranquilamente, pero no disponíamos de ese tiempo.

El tren de Nara lo conectamos con la línea circular JR de Osaka y nos bajamos en Osaka-jo-Koen donde se levanta el emblema de la ciudad, su famoso Castillo. Construido por Toyotomi-Hideyoshi, hoy en día muestra una colección muy interesante de objetos de la ciudad, y en su parte superior alberga un mirador con vistas de 360 grados, donde se observa toda la ciudad.

Después de recorrer el Castillo y sus murallas , nos desplazamos a la zona de Kitashinchi y paseamos por sus calles, donde se levantan muchos de los centros comerciales más importantes de Osaka.  En el  Hep-Fives nos subimos a su noria, que curiosamente atraviesa la estructura del edificio y desde donde se observan unas vistas impresionantes de este barrio tan dinámico y divertido.

Muy cerca de la zona se encuentra el Edificio Umedacon sus dos torres gemelas que se alzan en el barrio de Kita,  ideal para ver la puesta de sol.

 

Y para terminar  un día en esta gran urbe de la trabajadora Kansai, no hay mejor forma que cenando en la zona más animada de la ciudad, Dotombori, mientras disfrutas de sus luces de neón reflejadas en el agua y sus animados establecimientos. Y pensando que volverás algún día con la excusa de visitar todas aquellas cosas que se quedaron en el tintero. Entre las que se encuentran tres imprescindibles.

Como El santuario de Sumiyoshi Taisha, uno de los más antiguos de Japón que fue fundado en el siglo III antes de la introducción del budismo. También nos quedamos con ganas de visitar El Acuario de Osaka, inaugurado en 1990, siendo uno de los más importantes del mundo. Y finalizaríamos en La Universal Estudios de Japón, atracción válida para toda la familia y que lleva 15 años en funcionamiento, no desmereciendo en nada a la ubicada en Orlando, ofreciendo zonas temáticas con réplicas desde  ciudades como Nueva York y San Francisco, hasta el mundo de Jurasic Park y Harry Potter.

A primera hora del día continuamos nuestra periplo desplazandonos a la ciudad cultural por excelencia de Japón, Kyoto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s