Good Morning Vietnam!

Después de diecisiete horas de viaje pisábamos por primera vez el sudeste asiático, nuestro destino elegido para la luna de miel. Una amiga ante la duda del destino nos dijo, “esta zona de Asia os podrá gustar mas o menos pero sera un destino completamente diferente a cualquier otro en el que hayas estado o puedas visitar” y tenia razón, gracias Eugenia por tu sabio consejo presente durante todo el viaje.

Vietnam, Camboya y Tailandia eran ya una realidad después de varios meses de ajetreo con los preparativos de la boda. Nuestra primera parada era Hanoi volando con la compañía tailandesa  Thai vía Bangkok, quizá la mejor conexión para llegar a Vietnam de forma directa, que hoy en día creo que ha desaparecido.

Teníamos todo un día para conocer por nuestra cuenta la capital de Vietnam, antes de comenzar al día siguiente la excursión a la Bahía de Halong con el circuito que habíamos contratado para el viaje. Nuestro tour operador elegido fue Tui Ambassador contratado en la agencia Pisa Mundo de Ponferrada. Para movernos en nuestro viaje por el Sudeste Asiático debíamos coger nueve vuelos, así que mejor tenerlo todo contratado por anticipado en una agencia de confianza.

Nuestra primera toma de contacto con Vietnam fue Hanoi, quizá la ciudad mas representativa y genuina que se puede visitar en esta zona de Asia, ya que muchas urbes han perdido lo evocador y romántico que transmitían a los Occidentales esta parte del globo a causa del desarrollo urbanístico. Hanoi mantiene esa atmósfera de caos circulatorio y olores que impregnan cada rincón de la antigua capital de la Indochina francesa. Después de dejar las maletas en un moderno hotel de estilo japones, como es el Hotel Nikko de Hanoi, nos pusimos a patear la ciudad tras muchas horas de vuelo, siendo la mejor manera de no tener jetlag y descubrir las primeras sensaciones de Hanoi.

Video del tráfico de Hanoi en nuestro canal de YouTube

El Hotel Nikko se encuentra en el Barrio Francés de Hanoi a 20 minutos del Barrio Antiguo, nuestro lugar de exploración para estas primeras horas en la ciudad. Nuestro propósito era conocer al máximo lo que pudiéramos a nuestro aire ya que la siguiente visita seria con guía local dentro de dos días, y no hay nada mejor que perderse entre las callejuelas para volver a orientarse de nuevo.

El primer alto en el recorrido fue el lago Hoan Kiem, centro neurálgico para el encuentro de los vietnamitas para pasear y practicar taichí. El lago y sus alrededores están llenos de vida como toda la ciudad, porque el vietnamita no vive de puertas para dentro, si no que su vida se realiza en la calle desde la mañana a la noche, quizá sea esto último lo que más me gusto de su cultura y carácter, la energía que se respira para una amante de la vida callejera.

El paseo nos llevó hasta La Catedral de San Jose llamada la pequeña Notre Dame y al Teatro de las Marionetas, a este último asistiríamos  a una representación dos días mas tarde. Es muy recomendable la visita al teatro con una tradición de más de 1000 años de antigüedad, siendo originario del norte de Vietnam y cuya actuación se realiza sobre un tanque de agua.

DSC02268
Catedral de San Jose. Hanoi

Muy cerca realizamos el primer alto para degustar la famosa comida vietnamita, increíble, todos los adjetivos son pocos, la mejor gastronomía que he probado nunca en mis viajes y sorprendentemente también el mejor café, con ese toque a chocolate que lo hace diferente. Que pena que mi maleta fuera llena y no pudiese traerme kilos y kilos de café.

La Plaza Ho Hoan es donde comienza el barrio antiguo, un oasis para las compras en Hanoi, calles laberínticas que se distribuyen por gremios y artesanías, vale la pena perderse varias horas entre sus callejuelas para conocer el sabor del autentico Hanoi, mientras te juegas la vida cruzando sus viales y esquivando a los motoristas. Dentro del barrio visitamos el mercado Dong Xuan y el Templo budista de Bach Ma para llegar paseando hasta el mítico Puente de Long Bien. Construido a finales del siglo XIX y emblema de la Guerra de Vietnam por sus continuos bombardeos, ya que era el único puente que en aquellos años cruzaba el Río Rojo, hoy sin embargo se encuentra necesitado de una rehabilitación.

DSC02291
Templo de Bach Ma. Hanoi
DSC02295
Puente Long Bien. Hanoi

DIA 3 HANOI-BAHIA DE HALONG

Hoy íbamos a conocer a nuestros compañeros de viaje para los días que permaneceríamos en Vietnam y al guía local del norte del país. De nuestros compañeros de viaje Roman, Bibiana, Dani, Lourdes, Miguel, Juani, Javi e Irene solo puedo decir que hicieron de este viaje más increíble y espectacular, y a ellos les dedico estas pequeñas líneas de mi blog. Van, nuestro guía para el norte de Vietnam, fue uno de los mejores  que he tenido a lo largo de mis andaduras, sobretodo en cuanto a implicación y atención con el grupo. No había refrán en español que no se supiera…

En este segundo día realizamos la excursión por la Bahia de Halong, Patrimonio de la Humanidad, quizá la imagen mas representativa del país por la belleza de su paisaje kárstico en el Golfo de Tonkin. Nosotros embarcamos en un Junco, típica embarcación vietnamita que se utiliza ahora para las excursiones de uno o dos días para descubrir sus playas, grutas e islas que surgen en esta zona de Vietnam. También realizamos muchas actividades dentro del Junco Paradise”, donde el tiempo pasa volando recorriendo sus playas, miradores y cuevas, en concreto nos sumergimos entre las estalactitas de la gruta Hang Sung Sot una de las más visitadas de la zona.

En mi opinión con un día de excursión pernoctando en un barco de los que recorren los cientos de islas del Golfo de Tonkin es suficiente para conocer esta parte del país.

P1020402
Bahía de Halong. Vietnam
DSC02449
Gruta en la bahía de Halong. Vietnam

DSC02350

DIA 4 y 5 HANOI:

Nos habíamos ido de Hanoi sin terminar de conocer la ciudad, regresamos por carretera a la capital después de contemplar los majestuosos campos vietnamitas, y de conocer sus desastrosas carreteras. No tengo palabras para describir las calamitosas infraestructuras del país, la mejor carretera que nos encontramos fue la autopista que une Hanoi con su aeropuerto. Lo curioso es que durante los kilómetros recorridos de norte a sur nunca encontramos un accidente, ya que los conductores están muy concienciados y moderan la velocidad.

El cuarto y quinto día lo dedicamos a visitar los monumentos, pagodas y museos con nuestro extraordinario guía. Nos explico de una manera didáctica y amena todos los espacios de la antigua “Thang Long” dragón que alza el vuelo , ya que puede llegar a convertirse un día lleno de visitas  en algo muy tedioso y cansado.

La primera parada indiscutible fue en el Mausoleo de Ho Chi Minh, un lugar de peregrinación para los vietnamitas donde se sigue la tradición de embalsamación y exposición de los lideres comunistas. Cuando se visita el mausoleo hay que seguir unas medidas de conducta y vestimenta. Aunque nosotros no entramos en el mausoleo, si pudimos recorrer la plaza que lo alberga, El Palacio Presidencial y La Pagoda del Pilar Único. Esta última es un pequeño templo budista que se encuentra a escasos metros del mausoleo. Siendo paradigma en el mundo de pagoda sostenida por una sola columna y sugiriendo en su forma a una flor de loto.

Después visitamos el Museo de Etnología de Hanoi que se encuentra ubicado en el distrito de Cau Giay, un poco alejado del centro, pero se puede llegar fácilmente mediante taxi o bus urbano. En el se aglutina la identidad del país a lo largo de un recorrido por las diferentes tradiciones y culturas vietnamitas.

Y para terminar las últimas horas en la ciudad nos acercamos hasta El Templo de la Literatura o Vam Mieu, primera universidad del país que fue construida en honor a Confucio y aunque existen muchos templos a lo largo de la geografía del país, éste sin lugar a dudas es el más importante para los estudios del confucionismo 🙂 , y no se puede dejar de visitar sobretodo por la tranquilidad y paz que se respira en contraposición al resto de la ciudad.

El conjunto está organizado entorno a cinco patios, separados por puertas muy decoradas y en cuyos patios se conservan 82 losetas de piedra donde aparecen los nombres de los primeros estudiantes “cum laude” de la universidad. Se cree que el tocar las tortugas es símbolo de buena suerte por lo que muchas de ellas se encuentran muy erosionadas.

Terminamos el recorrido por la capital del país volviendo al principio de nuestro recorrido. Llegamos al lago Hoan Kiem donde se encuentra una pequeña isla con el Templo Ngoc Son. El lago recibe el nombre de “La espada restaurada” porque fue allí, donde según una leyenda al emperador Le Thai To le apareció una tortuga que portaba una  espada con la que expulsó a los chinos de Vietnam.

Esa misma noche cogimos un vuelo a Hue para disfrutar de la noche y del día en la Antigua Capital de Vietnam.

P1020300
Vista desde el hotel Nikko de Hanoi

 

DSC02624
Templo de la literatura. Hanoi
DSC02605
Puerta del Templo de la literatura. Hanoi

DIA 6: HUE-HOIAN

Antes de comenzar a recordar nuestra estancia en Hue y Hoi An, tengo que decir que a diferencia del guía que tuvimos en Hanoi, el que nos recibió en Hue, fue todo un desastre. Tenia muchos conocimientos de las ciudades que visitamos, pero eso no condiciona ser un buen guía, porque se puede conseguir leyendo cualquier buena guía o buscando información en Internet. En lo demás, incapacidad para llevar un grupo y transmitir su pasión por la ciudad. Menos mal que las ciudades eran preciosas y no se necesita mucho más para apreciar su belleza.

La ciudad de Hue es Patrimonio de la Humanidad desde 1993 y alberga el recinto imperial de los emperadores de la dinastía Nguyen. Lo primero que visitamos en aquella mañana de Mayo de increíble calor, fue la tumba imperial de Tu Duc aunque existen cinco tumbas imperiales a lo largo de todo el río Perfume, solo nos daba tiempo a visitar una, ya que se necesita más de un día para recorrer todos los monumentos de la antigua capital.

La Tumba de Tu Duc fue diseñada por el propio emperador, y es la tumba más bonita de las siete que se pueden visitar. Nunca habia visitado una tumba imperial vietnamita y la verdad me encanto, tanto la tumba como todo el recinto donde se levanta, porque el entorno con sus bosques y estanques magnifica más el enterramiento. Aunque se cree que el emperador realmente no fue enterrado allí, si no en otro lugar, y que sus ejecutores fueron matados para guardar el secreto.

Esta ciudad diseñada con características militares  y de grandes dimensiones, puede compararse con la Ciudad Prohibida de Pekín. Además está recorrida por el Río Perfume, donde se encuentran una serie de barcazas dragón, que por cierto parecen sacadas de una feria de los años 50, y pueden contratarse para las excursiones que surcan el río durante unas horas, y contemplar las tumbas y pagodas a lo largo de su curso. Nosotros observamos en el itinerario del barco la Pagoda de Thien Mu pero hay muchas más alejadas que también se pueden visitar y contratar “in situ” o en los propios hoteles.

P1020623
Barco dragón del río Perfume
DSC02777 - copia
Pagoda de Thie Mu. Hue

La Ciudadela fue fundada por el emperador Gia Longen en 1805, en ella confluyen palacios, murallas y fosos. Posteriormente en 1885 los franceses atacaron la ciudad y destruyeron parte de la Ciudadela.

En la Ciudadela de Hue se distinguen tres partes, El Recinto Imperial, La Ciudad Cívica que ostentaba las funciones oficiales,  y la Ciudad Purpura Prohibida que hoy en día sigue con trabajos de restauración.

Ciudad Imperial

  • Torre de la bandera.
  • Nueve cañones sagrados.
  • Pabellón de los cinco Fenix.
  • Palacio de la Suprema Armonía.
  • Sala de los Mandarines.
  • Ciudad Purpura Prohibida.
  • Teatro Real.
P1020631
Puente de acceso a la ciudadela sobre el rio Perfume. Hue
DSC02816
Puerta de Ngo Mon. Entrada a la ciudadela. Hue
DSC02832
Puerta para acceder al pabellon de Hien Lam
DSC02867
Biblioteca Imperial. Hue
P1020643
Estanque de flores de loto. Ciudadela de Hue

Nosotros estuvimos alojados en el Hotel Imperial de Hue, el establecimiento es un hotel de lujo con una buena ubicación que facilita la visita a los monumentos. Su personal nos dio una gran acogida, incuyendo unas instalaciones ostentosas y de calidad, destacando la impresionante terraza con vistas al río Perfume y la mezcla de su cocina vietnamita-francesa.

DSC02692
Vista desde la terraza del Hotel Imperial de Hue

Lo peor de nuestro viaje a Vietnam fue el trayecto desde Hue a Hoi An, los 139 km que separan ambas ciudades lo hicimos en 5 horas, cuando se tardan realmente 2 horas en un autobús o tren normal. Pero nuestro guía nos llevo por Hai Van, llamado el paso de las nubes a lo largo de la costa. En teoría un paisaje espectacular, pero que en mi opinión y en la de todos los compañeros de viaje fue que aquello había sido una paliza sin recompensa. ¿Porque ir por unas montañas que presumiblemente tienen unas buenas vistas y haces el trayecto en noche cerrada? ¡Cuando se puede ir por una autopista en la mitad de tiempo!. Lo mejor de todo fue el humor con el que llevamos la excursión por las carreteras de Vietnam, indescriptible todo lo que puedes llegar a ver en ellas.

DIA 7: HOI AN

Después de nuestro molesto viaje en autobús del día anterior, Hoi An se mostraba como la ciudad más bella de Vietnam. El encanto de una ciudad tranquila, sin que el tiempo hubiera trascurrido por ella durante siglos, desde que fue un puerto marítimo del Reino de Champa en el siglo X.

Nosotros nos alojamos junto a la playa, en el Hotel Palm Garden Beach, a unos minutos en taxi de la ciudad. Hay multitud de alojamientos hoteleros para elegir en Hoi An, porque es el enclave turístico más importante del país. Ya que al encanto de la ciudad, se unen sus magnificas e interminables playas a lo largo de las costa hasta Danang.

En la ciudad de Hoi An no encontraremos las tumbas majestuosas de Hue, ni su ciudadela imperial, pero fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1999, sobretodo por su intercambio cultural y por la fantástica conservación de su centro histórico, que apenas sufrió daños en la guerra y que hoy en día prohíbe tráfico a motor en la mayoría de sus calles. Gracias a ésto a esto último , el ambiente ha permanecido intacto desde los XVI y XVIII hasta nuestros días, y podemos palpar en cada rincón de Hoi An el recuerdo de aquel puerto donde mercaderes japoneses, chinos y europeos hicieron de este enclave comercial  uno de los más importantes del sudeste asiático.

La interculturalidad de Hoi An se manifiesta en la arquitectura de sus viviendas con influencias chinas, en el pequeño barrio colonial francés, y en el símbolo de Hoi An, como es el Puente de madera japonés de 1593.

Lo que recomiendo para visitar la ciudad es comprar una entrada que permite conocer cinco lugares imprescindibles, como son algunos museos, casas de comerciantes y salas de reuniones. También nosotros nos aventuramos a dar una vuelta en rickshaw  por su barrio histórico, aunque lo mejor sin duda de Hoi An, fue  pasear por sus calles llenas de tiendas de artesanía, sastrerías, y galerías de arte, y dejarse envolver por su aroma al pasado, sobretodo al caer la noche cuando miles de farolillos iluminan sus calles y la ribera del río Thu Bon.

DIA 8 : HOI AN-SAIGON O HO CHI MINH

No habíamos tenido ningún problema con los vuelos en todo el viaje. Pero después de tantos desplazamientos en avión concretamente nueve, hoy tocaba un pequeño retraso desde el aeropuerto de Danang a Ho Chi Minh. El pequeño inconveniente era que en Ho Chi Minh solo estaríamos un día, así que las visitas programadas por la mañana tuvieron que ser canceladas, y no podríamos recuperar las para otra ocasión. Nos quedó por visitar el Museo de la Guerra y el Barrio Chino de Cholon una pena, que intentaremos solucionar en una próxima visita a la ciudad.

Saigón nombre que fue remplazado cuando los norvietnamitas lo cambiaron por Ho Chi Minh, es una ciudad diferente a Hanoi, solo semejante en el bullicio de las motocicletas que cada día colapsan sus calles. Es una ciudad moderna y llena de vida nocturna, con bulevares elegantes y una gran selección de restaurantes. Y una metrópoli que crece vertiginosamente como una de las urbes más atractivas del sudeste asiático.

La primera parada fue una visita a la Pagoda del Emperador de Jade, el templo taoísta más importante de Saigón, también conocida como pagoda de las tortugas y  construida en 1909.
Las sensaciones que te invaden después de atravesar el patio donde se encuentra el refugio de las tortugas e introducirte en la pagoda, son más intensas que en otros templos, pues el olor a incienso se mezcla en las diferentes estancias con la profunda oscuridad. Ésto unido al movimiento de gente que entra y sale para depositar sus ofrendas, hacen del templo taoísta un poco claustrofóbico. Aunque en su defensa, hay que decir que la originalidad de su decoración escultórica es sobresaliente, destacando el Emperador de Jade bien custodiado por dos esculturas amenazantes, llamados guardianes del demonio o Grandes Diamantes en referencia a su dureza.

Nuestro recorrido nos llevó hasta el mercado de Binh Tay, la verdad no me pareció gran cosa, muy agobiante y sin nada de encanto. Lo destacable del mercado fue el café de Saigon que nos trajimos para España.

Y para finalizar las ultimas horas en la vieja capital de la Conchinchina francesa, lo mejor es pasear por el barrio colonial francés, el centro de negocios con sus elegantes avenidas y su evocador aire europeo. Donde la calle Dong Khoi es la arteria principal que llega hasta el río Saigon. En este distrito se levanta la famosa Oficina de Correos  de Gustave Eiffel, y donde nosotros aprovechamos para enviar algunas postales, enfrente nos encontramos con la Catedral de Notre Dame de estilo neorrománico, y siguiendo nuestro paseo el Teatro de la Ópera y el Ayuntamiento.

Nos alojamos en el Hotel Reinaissance Marriot en la ribera del río Saigon, con una buena ubicación para disfrutar de nuestra última noche en Vietnam. Merece la pena subir a la última planta para plasmar las vistas del skyline nocturno  desde la azotea, y recordar las experiencias vividas en el país con nuestros compañeros de viaje. Bye bye Vietnam y Bonjour Camboya!!! (Continuará…)

DSC02508

 

Un comentario sobre “Good Morning Vietnam!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s